Me enamoré de una isla llamada Holbox


Tal vez no era pensar, la fórmula, el secreto,
sino amarse y amar, perdida, ingenuamente.

Idea Vilariño

 

Holbox en lengua maya significa “hoyo negro” pero para mí fue exactamente de eso que me salvó esta isla en el Caribe mexicano.

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-7

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-24

Las semanas previas a llegar a México, en el lago Atitlán de Guatemala, fueron las más felices de mi vida. Entrar en México significaba enfrentar la vuelta, los quimbolitos que había dejado sin resolver cuando me escapé (ya sé que no todos los viajeros se escapan ¡pero yo sí lo hice!) y volver a una vida que no sabía cómo iba a ser, pero que me daba mucho miedo.

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-22Y en la isla aprendí a aceptar

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-1

Holbox es una isla en el extremo casi más este de la península de Yucatán (¡a 200km de Cuba!) que -dicen- no está tan explotada como isla Mujeres o Cozumel, sino que se conserva como estas hace algunos años. Nada de asfalto y pocos edificios altos y mega hoteles, Holbox tiene barquitos de pescadores inmóviles en las orillas de su mar-pileta, construcciones de dos pisos que se fueron haciendo por espacios de décadas y calles de tierra inundadas a diario en la temporada de lluvias.

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-8

Los atardeceres en Holbox me hacían llorar, pero no de tristeza. El viaje contaba sus últimos días y amaba todo lo que había visto. Sentía haber mirado el mundo, haber asomado la cabeza fuera de la cajita, haber descubierto lugares que no imaginaba, donde la realidad parecía magia pero se sentía más especial por ser verdadera, palpable.

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-2

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-21

Los días en Holbox me hacían pensar en la diferencia -que yo veo- entre resignarse y aprender a amar a pesar  de los defectos. Cuando uno imagina una isla paradisíaca en el Caribe no piensa en mosquitos, en calles inundadas, en paredes con humedad ni edificios asimétricos. Cuando te hablan de entrar en el mar a ver la bioluminiscencia, mover tu mano bajo el agua y que miles de luciérnagas marinas alumbren tus dedos no pensás en que te pique una medusa, como me pasó. -Para mí- Holbox, y el amor, son eso: que yo del ardor de la medusa apenas me acuerdo, en cambio me miro la mano y vuelvo a ver galaxias de destellos azules flotando alrededor.

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-17

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-14

Amo Holbox, y ahí aprendí del amor, porque de ella amo todo lo que es. Es el ardor de la medusa, es ver galaxias nocturnas en el mar, es atardeceres que te hacen llorar, es chapotear en el barro, es correr de vuelta cuando baja el sol para huir de los mosquitos, es nadar en mar abierto con rayas, delfines y tiburones ballena en la libertad del azul ciego que te hace inmenso, es el silencio de vivir en una isla o una guitarra y una voz dulce en la noche, y una larga caminata descalza en la arena.

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-13

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-9

-Para mí -esa es la diferencia. Ver lo malo e igual decir . Aceptar que la realidad viene con todo, lo que nos gusta y lo que no, y que en parte por ello es tan fascinante. Mucho tiempo viví enojada porque el mundo no era como yo quería…

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-12

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-11

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-16

Hace muchos años (¡casi diez! ¿quée?) alguien me dijo que era perfectamente imperfecta. Pero no fue un cumplido, dijo que todos lo éramos. Y creo que tenía tanta razón que ahora pienso que la vida lo es, el viaje lo fue, el amor lo es. Y que quien espera solo lo bueno sufre. No significa que el amor tenga que doler, se trata de que al final del día, del año, de la vida, en la balanza lo malo es una memoria difusa mientras lo bueno es un recuerdo que te tiene riendo por diez minutos.

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-6

Datos prácticos
        • Cómo llegar

A Holbox se llega con un ferry (horarios y precios acá), que cuesta menos de 5usd por persona (ida). Nosotros fuimos desde Chiquilá. Desde la estación caminamos hasta la zona de hostels.

        • Alojamiento

El alojamiento allá no era más caro que en el resto de los lugares donde estuve de México: entre 10 y 15usd por persona en dormitorios compartidos (agosto es temporada alta). Estuvimos en el hostal Bucaneros.

        • Comida

En un restaurant se come por menos de 10usd unas fajitas con bebida y en la calle por menos de 4usd un par de quesadillas.
Esta es la web de la isla

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-4

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-19
Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-15

Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-18Fuimos dos veces a El Cafecito, hermoso y sobre la misma calle del hostal
Me-enamore-de-una-isla-llamada-Holbox-20Por último, mapita de la isla y qué se puede hacer 🙂

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *